productividad

¿Cómo medir la productividad de mi empresa?

- 30 de marzo, 2022

Liderazgo Productividad

La productividad laboral es un indicador que permite saber si la empresa está operando de manera correcta o si por el contrario hay algo que está fallando. Por lo que tener una medida de este indicador nos servirá para evaluar el desempeño de la compañía, al mismo tiempo que nos ayuda a visualizar cuál es nuestra posición respecto a las metas establecidas por la organización.

Determinar la productividad de una empresa también es una forma de evaluar otros factores importantes como el trabajo humano, la competitividad, el nivel de desarrollo económico, entre otros aspectos; y en base a ello tomar decisiones o plantear nuevas estrategias que contribuyan al fortalecimiento de la compañía. Todo empresario debe conocer y estar al corriente tanto de las prácticas que pueden llegar a modificar la productividad laboral como los mecanismos y herramientas que se utilizan para mejorarla.

No obstante, hay quienes aún no dominan estos términos por completo. Es por ello que, en esta oportunidad estaremos explicando qué es y cómo se mide la productividad de una empresa, además de conocer algunas ventajas que supone estar al tanto de este indicador.

 

¿Qué es la productividad de una empresa?

 

Como lo comentamos en un principio, la productividad es un indicador económico que permite evaluar la capacidad de una empresa para hacer uso de sus recursos disponibles y producir bienes y/o servicios que sean rentables. Con este cálculo el empresario podrá realizar un análisis global de su empresa y visualizar cómo la misma convierte insumos en productos en un lapso determinado. Lo que en palabras más simples se traduce en la medición del desempeño de una organización, cuyo factor es clave en los resultados de negocio.

 

¿Por qué es tan importante medir la productividad en el trabajo?

 

Medir la productividad de una empresa te ayudará a optimizar los recursos de tu compañía, además de detectar irregularidades como el absentismo, presentismo o trabajadores que no acatan las órdenes ni cumplen con sus obligaciones laborales y en función esto tomar acciones.

De igual forma, la productividad laboral también se ve condicionada por algunos factores puntuales como la flexibilidad de la empresa, el ambiente laboral, el líder del equipo, entre otros. Según encuestas relacionadas a la felicidad en el trabajo, el 97 % de los trabajadores encuestados señalaron que la felicidad en el espacio laboral influye en su productividad, por lo que convivir en un buen ambiente de trabajo puede contribuir al funcionamiento de la empresa.

 

¿Cómo se calcula la productividad en la empresa?

 

Uno de los aspectos más importantes a la hora de medir la productividad laboral de una compañía es el hecho de contar con datos verificados y previamente analizados, ya que esto te ayudará a tomar mejores decisiones, evitando los errores que puedan afectar de manera negativa al rendimiento de la empresa.  

Contar con un programa de evaluaciones puede ser una vía rápida y efectiva para analizar el rendimiento de cada trabajador y en base a los criterios objetivos establecidos realizar mejoras. Los informes arrojados por este tipo de software permitirán evaluar tanto las habilidades como las cualidades del trabajador y compararlo con el requerimiento de la competencia para el puesto.

 

Criterios necesarios para calcular la productividad empresarial

 

A continuación, veremos los principales pasos que implica la medición de productividad en el trabajo.

Determinar el criterio numérico. Esto sugiere que la medida de productividad se haga en base a las mismas unidades, es decir, al evaluar el período laboral de un trabajador se deben tomar en cuenta las mismas condiciones laborales, desde la cantidad de horas de jornada diaria hasta el espacio en el que la hizo.

Incluir datos cualitativos. Si bien es cierto que para medir la productividad laboral hace falta contar con datos cuantitativos, también es verdad que se deben considerar los cualitativos; con esto hacemos referencia a los resultados obtenidos con acciones específicas como por ejemplo la implementación de estrategias motivacionales, cursos de formación para los empleados o la situación del ambiente laboral. Para esta evaluación puedes darle puntuaciones a cada tarea realizada por cada empleado.

Establecer un período de tiempo para el cálculo. También es importante definir en cuánto tiempo se llevará a cabo la medición de la productividad, ya sea en días, meses o años, teniendo en cuenta que los análisis más útiles son aquellos que se ejecutan en un lapso corto.

 

Fórmula para calcular la productividad de una empresa

 

Para medir la productividad laboral tendrás que hacer uso de la siguiente fórmula:

Productividad laboral = (Productos o Servicios Producidos) / (Recursos Usados)

Para que tengas una visión más clara de esto, veamos un ejemplo.

Supongamos que eres dueño de una fábrica de sombreros y tu empresa tiene una producción diaria de 100.000 sombreros, cuyo valor por unidad es de $ 30, los costes de materiales (alquiler industrial y maquinaria) ascienden a $ 50.000 y cuentas con 10 empleados que trabajan 8 horas al día.

Si llevamos esto a la formula anteriormente descrita tendremos que:

Productividad laboral = (100.000 x 30) / (8 x 10 + 50.000) = 3.000.000 / 50.080 = $ 59,9 sería el total de productividad de tu empresa. 

Así como obtuviste la productividad laboral total de tu empresa, también puedes calcular la productividad de un trabajador en específico, todo lo que tienes que hacer es aplicar la misma fórmula, pero en base a su productividad. Es decir, si tu empleado cobra $ 10 la hora y es capaz de elaborar 8 sombreros por día, su productividad laboral sería:

Productividad laboral del empleado = (8 x 30) / (8 x 10) = 240 / 80 = 3.

Como verás no es nada complicado, sólo debes asegurarte de cumplir con cada criterio establecido y chequear que cada dato haya sido verificado y previamente analizado.

 

Beneficios de medir la productividad laboral

 

Hacer uso de las herramientas para medir la productividad de una empresa puede ofrecernos varias ventajas entre ellas:

Permite la anticipación de resultados. Al saber cuál es la rentabilidad que tiene tu empresa podrás llegar a conclusiones más certeras y en caso de detectar alguna pérdida poder tomar medidas al respecto; por ejemplo, si notas que tus vendedores no logran concretar sus ventas con eficacia podría deberse a factores como la falta de herramientas de comunicación para transmitir el mensaje o por funciones de la propia empresa como los métodos de pago, si esta es la situación, asegúrate de disponer de diversas opciones desde pagos con tarjetas (tarjeta de débito o crédito) hasta plataformas de pago online, de manera que puedas ofrecerle un abanico de posibilidades a los clientes.

Incrementa las fortalezas de la empresa. Llevar un control de la productividad laboral puede mejorar los puntos débiles del negocio y potenciarlos. 

Mejora el ambiente laboral. El indicador de productividad además de brindarle beneficios a la empresa también puede mejorar las relaciones entre los trabajadores haciendo que se sientan más cómodos y motivados a cumplir sus labores.

Arroja resultados certeros. Al conocer datos como el número de unidades producidas, número de trabajadores que estuvieron presente durante el proceso y el número de horas laborales de cada uno de manera, exacta se simplifica en gran medida el proceso de análisis y con ello la toma de decisiones.

 


Por Equipo Editorial SalesUp!

Equipo Editorial SalesUp!

El Equipo Editorial de SalesUp! está formado por profesionales y expertos en Marketing, Ventas, Comunicación, Diseño y otras áreas. Comparten su experiencia a través de artículos enriqueciendo la cultura comercial.